Cardique intensifica seguimiento para verificar presencia del Caracol Gigante Africano en su jurisdicción

Cardique intensifica la verificación de la presencia del Caracol Gigante Africano dados los reportes recibidos de los diferentes municipios, principalmente: Arjona, Turbaco, Santa Catalina y de algunos casos presentados en Cartagena que han sido remitidos al Establecimiento Público Ambiental (EPA), por ser de su competencia.
El director de Cardique, Olaff Puello Castillo, informó que funcionarios de la corporación hacen seguimiento a los reportes hechos por la comunidad, con la finalidad de verificar la presencia del Caracol Gigante Africano. “Estamos trabajando con funcionarios del EPA y la Gobernación para en la articulación institucional para controlar y prevenir a las comunidades del riesgo en la salud que produce esta especie invasora. El Caracol Gigante Africano hospeda parásitos y bacterias causantes de infecciones que pueden causar la muerte a humanos y animales domésticos”, dijo.
Puello Castillo precisó que Cardique ha recibido informaciones sobre la presencia del Caracol Gigante Africano en varias poblaciones de la jurisdicción, pero que hasta ahora solo se ha confirmado la presencia en el área rural del Distrito Cartagena, en lo que corresponde al área de su competencia.

Recalcó que se hace necesario conocer las diferencias entre un caracol nativo y un Caracol Gigante Africano. La concha del Caracol Gigante Africano es de color marrón rojizo, generalmente con unas líneas o rayas verticales de color amarillo y beige. La concha es helicoidal (en forma de espiral) y puede llegar a tener entre 7 y 9 anillos o vueltas, finalizando en una punta aguda. El cuerpo del animal, que puede llegar a medir entre 10 y 20 centímetros aproximadamente, es de color pardo.

El Caracol Gigante Africano puede colocar entre 100 y 400 huevos por cada puesta, lo que incrementa su potencial de crecimiento poblacional. Además, una característica importante es su condición de hermafrodita, favoreciendo su rápida reproducción.

Recomendaciones

Olaff Puello instó a la comunidad de la jurisdicción que si llega a encontrar el molusco no manipule la especie y se comunique inmediatamente a los teléfonos corporativos 3135452309 y 6694128.

Así mismo, Cardique recomienda a la comunidad evitar el contacto con el Caracol Gigante Africano, pero si por alguna situación alguien lo toca, se debe evitar el contacto con ojos, nariz y boca. Si se hace necesaria la manipulación deberá protegerse las manos (recomendamos que se usen guantes de latex). De igual forma, se debe lavar el sitio por donde ha transitado el molusco con agua e hipoclorito de sodio.

“La Corporación está atenta a la situación, desarrollando actividades para el control y vigilancia de esta especie invasora y se realizarán operativos y campañas de divulgación para generar conocimiento y controlar su expansión en la jurisdicción”, añadió Olaff Puello Castillo. Precisó que de acuerdo a una visita realizada a un conjunto habitacional localizado en la Zona Norte de Cartagena (Anillo Vial Cartagena-Barranquilla) existe la hipótesis de que este molusco ha llegado a los jardines de algunas casas por la compra de tierra negra abonada, posiblemente contaminada y plantas ornamentales en algunos viveros fuera de la ciudad. Se recomienda que si se desarrollan actividades de ornamentación en proyectos de tipo habitacional solicitar el acompañamiento o la asesoría de la corporación para la identificación de esta especie para quienes traigan materia prima (tierra negra) fuera de la ciudad.

“Es necesario evitar contacto con esta tierra y realizar limpieza en los jardines, además de mantener alejados a niños de estos espacios y que no los transiten sin calzado. Por lo anterior, se recomienda a la comunidad tenga precaución a la hora de comprar tierra abonada”, dijo Puello Castillo.

Enlaces Entes de Vigilancia